martes, 12 de julio de 2011

Óptica Universitaria - Opinión - Antes de ir leed esta opinión


Ayer vi una opinión sobre la óptica universitaria y me he animado yo también a opinar.

Hace unos meses fui a la Óptica Universitaria que hay en Bellaterra, que está en la plaza Cívica porque me quería comprar unas gafas nuevas y ya de paso graduarme la vista, que estaba notando que de lejos veía algo menos.

No era la primera vez que iba y aunque nunca he terminado de salir contenta he vuelto a ir porque siempre he pensado que tenía buenos precios.

La Óptica Universitaria que está en Bellaterra es bastante grande, al menos si la comparamos con las típicas ópticas de pueblo que igual solo tienen una o dos mesas para atender a la gente, esta tiene bastantes mesas y están junto la ventana, por lo que entra muy bien la luz.

En el fondo de todo hay unas sillas que es como una sala de espera para la gente que está ahí esperando que le gradúen la vista, ya que a veces hay que esperar un rato.

Ya sabéis que cuando nos gradúan la vista nos hacen que nos sentemos y miremos al fondo unas letras, si no vemos las letras nos van poniendo graduación y la van aumentando hasta que las veamos bien.

Yo soy miope y tengo astigmatismo, la mayoría de veces que voy a la óptica es porque noto que empiezo a ver mal de lejos y durante un tiempo eso me pasaba bastante que a los pocos meses de cambiarme los cristales de las gafas ya no veía bien de lejos.

Pues las veces que me gradué la vista en esta óptica, lo hicieron mal porque no me ponían la graduación adecuada. Cuando llegaba a leer las letras aunque fuera forzando la vista o ni eso porque incluso confundiendo letras, que a lo mejor veía borroso que era una O y era una D, no querían ponerme más graduación porque decían que era mejor así. No lo entiendo ¿Acaso no será mejor ver bien y no tener que forzar la vista? Porque ir allí para seguir viendo mal… En fin, que como no terminaba de ver bien a los pocos meses tenía que volver a cambiarme los cristales porque había perdido visión.

Lo peor fue la última vez que fui, cuando me dieron las gafas nuevas que me las probé allí y empecé a verlo todo borroso, me dijo la chica que me tenía que acostumbrar a la nueva graduación y que podía tardar hasta dos semanas. A los pocos días mis ojos se acostumbraron y ya no veía borroso pero tenía dolores de cabeza, la vista se me cansaba, por ejemplo no podía mirar la tele mucho rato ni una película entera porque me empezaba a doler la cabeza. Al final tuve que ir a otra óptica a cambiarme los cristales porque estaban mal graduados y ahora no tengo ningún problema.

En la mesa cuando nos atienden siempre van con mucha prisa y quieren que elijas unas gafas rápido. Aunque si hay poca gente es verdad que te atienden mejor.

Antes de traerte las monturas preguntan si las quieres de algún color especial, de pasta o metálicas. No suelen tener mucha variedad de monturas o al menos no traen muchas. Las guardan en un cajón y suele traer unas 6 o 7 y de esas a veces los colores son demasiados llamativos, tienen rayas o diseños raros, eso sí, las marcas que tienen son conocidas.

Pues si de esas gafas que te traen no te gusta ninguna te traen unas pocas más a la mesa pero ya te miran con mala cara como queriendo que te des prisa para elegir.

Todos cuando vamos a comprarnos unas gafas queremos que nos gusten y nos queden bien y ya que somos nosotros quien las compramos tenemos derecho de tomarnos nuestro tiempo para elegir la que más nos gusta, porque unas gafas nos son como un vestido, que te lo pones un día y si no te gusta ya no te las pones mas, yo si me compro unas gafas es para usarlas todos los días hasta que me compre otras, por eso no me gusta que me metan prisa ni que me “obliguen” a quedarme con una montura que no me gusta.

Las gafas de sol sí que están más a la vista y quizás para esas no hay tanto problema.

Por cierto, si sin gafas no veis bien y no podéis ver como os quedan las monturas, allí os pueden hacer fotos. Y para los que vais a compraros lentillas, antes os hacen unas que son de prueba y si no sabéis ponéroslas ellos os ayudan.

La montura me costó sobre unos 60€ y las que me probé mas o menos costaban lo mismo. Los cristales eso ya depende de cuáles necesites, los míos creo que me costaron unos 60 y pico euros, eran de los mas baratitos que hay porque yo he llegado a ver cristales que costaban mas de 300€

Lo que yo no sabía es que la montura que está ahí de muestra, la que la gente se prueba es la que nosotros nos quedamos. Cuando escogí la montura que mas me gustaba, era metálica , entonces vi que la pintura que llevaba se estaba quitando y se notaba gastada como si estuviera muy usada porque se la habían estado probando gente, la sorpresa fue cuando fui a recoger la gafas y vi que esa montura me la tenía que quedar yo. Vamos que mis gafas viejas estaban en mejor estado que estas.

No os recomiendo que vayáis a esta óptica es perder el dinero, yo me tuve que cambiar de gafas y de cristales, porque me daba vergüenza ir con las gafas así de desgastadas y encima mal graduadas.

Espero que os sirva mi opinión, un besito a todos.
 

6 comentarios:

  1. si vas alli asi sin más te graduan la vista? no tienes que pedir cita ni nada?
    te cobran la gracuacion de la vista?
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. No te cobran pero te atienden muy rápido y dan pocas explicaciones de como usar lentes de contacto, luego siempre te atienden con mucha prisa, a saco paco, y las lentes de oferta no tienen mucha calidad...

    ResponderEliminar
  3. Pues yo he ido esta mañana a la de Plaça Bonanova y todas las mesas estaban ocupadas por clientas que estaban contando su vida al dependiente. Hay quien no tiene en cuenta que hay otros esperando. Qué me importa a mí en dónde han veraneado, los progresos de sus nietos, etc.

    ResponderEliminar
  4. La que escribe el artículo no tiene ni puñetera idea de lo que dice.

    ResponderEliminar
  5. Uso gafas desde hace mas de 10 años y lentillas desde hace 7. Siempre me he comprado lo uno y lo otro en esta cadena (aunque yo en Castellón) y nunca he tenido ningún problema (cierto es que no puedo comparar porque no he ido a otra nunca, pero al no tener problemas y ser económica no lo he visto necesario).
    La graduación bien, las gafas me han durado todas muchos años (las dos primeras las cambié porque yo crecía y me quedaban pequeñas, no por viejas), y eso usándolas todos los días.
    En cuanto a la elección es cierto que de normal no te sacan muchos modelos, por lo que yo misma he solicitado que me enseñasen más si no me convencía ninguno, e incluso me han permitido sin problema mirar las expuestas. Coincido en que a más gente, antes quieren que elijas, pero yo ponía tal cara de "estas no me gustan nada" que sabían que o me sacaban mas o me iba con las manos vacías. En las dos últimas gafas que compré puedo asegurar que revisé toda la óptica hasta que encontré las que de verdad me gustaron.
    En cuanto a las lentillas un trato y enseñanza estupendo, incluso como quería ponérmelas para una cena y aún no sabía me ofrecieron ir allí a que me las pusieran justo antes de que cerraran.
    Una posible pega (no se si en las demás lo hacen así): que te gradúa una persona, te enseña los modelos otra y te cobra una tercera, por lo que a veces la coordinación puede fallar.
    Con esto no quiero decir que te quejes sin motivo, solo que a veces puede depender de a que establecimiento vayas, e incluso el momento, y eso sucede en todo tipo de cadenas.

    ResponderEliminar
  6. en cuanto a precio puedo decir que nada de nada ...... es tan cara o más que General Óptica por ejemplo (en esto caso me visité en la de Rubí)

    ResponderEliminar